Receta de Vichyssoise

No nos apetece lo mismo para comer en verano que en invierno, por eso creemos que es lógico adaptar nuestra carta a las temporadas del año para comodidad de nuestros comensales. Por eso hoy os traemos una novedad a nuestra carta: una receta de vichyssoise

Es por eso que iniciamos la temporada de verano en nuestro restaurante con la incorporación a nuestra carta de varios platos fríos. Al aumentar la temperatura el cuerpo nos pide algo fresco para contrarrestar esos grados de más. Platos más ligeros y con menos ingredientes, como por ejemplo las sopas frías. Uno de ellos y el más solicitado por la gente es la vichyssoise, esa conocidísima sopa fría de puerro y patata regada con nata o leche. Sí, pese a ser una sopa y tomarse con cuchara, es un plato que se sirve frío, muy frío de hecho ya que se sirven en cuencos sobre un recipiente que contienen hielo para evitar la pérdida de calor en el trayecto.

En este caso la vichyssoise la vamos a elaborar con diferentes tipos de verduras, además de, por supuesto, el puerro y la patata. Al hacerlo de esta manera creemos que el plato se verá enriquecido y su sabor se mejorará.

La adición de diferentes especias también esta garantizado. La vichissoise, como bien sabréis, es un plato que pueden degustar los vegetarianos, los veganos y los intolerantes al gluten (celiacos). En el caso de los intolerantes a la lactosa, se podría modificar la receta para adaptarla a este tipo de clientes. Otra de las nuevas incorporaciones es el gazpacho andaluz, otra crema fría que entra de maravilla en esta época del año. Repleto de vitaminas y minerales gracias a la cantidad tan grande de verduras y hortalizas en su elaboración. Esta vez hemos optado por una receta clásica, pero con pequeños y sutiles toques modernos. Tomate, pepino, pimiento, cebolla y ajo, todo en crudo, como elementos principales.

Y sin olvidarnos de un buen aceite de oliva virgen extra, que es la clave para su éxito. Todo esto servido en una cazuela de barro para que la temperatura no se modifique. Sin duda unos platos refrescantes que son perfectos para días de calor intenso.

Como segundos platos en frío, mantenemos los carpaccio tanto de carne (ternera) como de pescado (atún), regado con aceite de oliva, gotas de limón y virutas de nuestro queso más emblemático, un curado de primera de nuestra propia marca. Y como no, no podía faltar un postre también en frío. Una tarta de queso fría con frutos rojos y sirope de fresas, que acompaña a un helado de nata con virutas de chocolate.

Como acompañamiento, podemos regar todos estos platos con un vino blanco espumoso como Moscato o Lambrusco. Aconsejamos a todos nuestros clientes que informen de sus alergias o intolerancias alimentarias antes de hacer su pedido.