5 ideas para varias tus snacks

Para comer equilibradamente y no llegar con demasiada hambre a las comidas, lo más recomendable es realizar 5 comidas al día: un desayuno completo, algo ligero a media mañana, una comida variada, una merienda frugal y una cena saludable.

Si no mantienes tu organismo alimentado regularmente con snacks sencillos, equilibrados y saludables, seguro que comerás más cantidad y peor cantidad en la siguiente comida fuerte. Con la media mañana y la merienda nos aseguramos tener la energía suficiente durante todo el día.

Pero la mayoría de las veces, nos faltan ideas en lo que respecta a comer en la media mañana y la merienda. Generalmente recurrimos a la fruta, bocadillos, bollería o tartas, como la tarta San Marcos, pero esto no es siempre la mejor opción, e incluso puede llegar a aburrirnos.

Tenemos que asegurarnos de que esto no suceda teniendo siempre ideas variadas para nuestros snacks.

  1. Al hacer un bocadillo, asegúrate de que sea equilibrado. Busca un equilibrio de proteínas, hidratos de carbono y grasas. Por ejemplo una manzana con un puñado de almendras al natural (no fritas ni saladas), tortitas de arroz con aguacate, zanahorias con hummus o un revuelto de frutos secos.
  2. Busca azúcares naturales: la tarde suele ser un momento en el que el hambre y las ganas de azúcar para aguantar el resto del día son muy fuertes. En vez de llevarte a la boca lo primero que pilles, mantén tus niveles de azúcar en sangre estables mediante alimentos con azúcar natura, como la fruta, frutos secos, o incluso una onza de chocolate negro orgánico.
  3. Elige los hidratos de carbono complejos: se queman lentamente y sirven como combustible a lo largo del día. Desafortunadamente, los donuts y la bollería industrial provocan fluctuaciones en tu cuerpo que seguramente te dejarán con un dolor de cabeza y un deseo de más carbohidratos. Opta por un sano muffin casero en su lugar.
  4. Para beber: los zumos de frutas, el café helado o los refrescos, tienen más azúcares y calorías de lo que piensas. En su lugar, opta por hacerte un delicioso batido o smoothie verde.
  5. Añadir algunos alimentos crujientes: a todos nos gusta lo crujiente, ya sea en forma de palomitas, galletas saladas o frutos secos fritos. Los mejores son los hechos en casa, como los crudites o los crackers.

Cualquiera de estas opciones es muy saludable y sabrosa. Pero si quieres disfrutar de unos snacks más equilibrados y saludables, lo mejor es que los hagas tu mismo en casa. Así sabrás con exactitud los ingredientes que tiene y podrás elegirlos tu mismo.