Guía para escoger los huevos

Los huevos son un alimento redondo. Son una maravilla en la cocina, tanto para preparar platos dulces como platos salados. Con ello se puede preparar del plato más sencillo hasta recetas de alta cocina.

Son igual de nutritivos tanto si la cáscara es de color blanco o moreno, el color del interior del huevo si que es importante , pues cuanto más anaranjado es, más carotenoides contiene.

La mayor parte de los huevos viene de gallinas criadas en batería, es decir, en pequeñas jaulas donde apenas pueden moverse, pero lo ideal sería poder consumir huevos biológicos de gallinas criadas en corrales al aire libre de granjeros de confianza, pues estas gallinas siguen los ritmos naturales y ahora están en plena temporada de puesta.

Los huevos tienen las proteínas más completas, con todos los aminoácidos esenciales en su clara, y los demás nutrientes en la yema. Son una buena fuente de vitaminas, en especial B6 y B12, que protegen el sistema nervioso, y D, necesaria para absorber el calcio y mantener fuertes los huesos.

Deben consumirse frescos y con moderación; lo ideal es un máximo de 5 a la semana, salvo en los casos en los que están expresamente restringidos por el médico.

Dado que los huevos son uno de los alimentos más buscados en los supermercados, se podría pensar que son fáciles de comprar. Pero lo cierto es que tiene su complicación.

Esto se debe a que hay diferentes grados a elegir (AA a B), diferentes tamaños (desde pequeños a XL), y varios sellos de salud (certificado, gama orgánica, sin jaula, vegetariana y más). Por eso te hacemos un resumen de todos esos términos y lo que significa cada uno.  

Tamaño

En términos de tamaño, los huevos se etiquetan desde S (el más pequeño) a XL (super grandes). En el medio, también podemos encontrar los grandes (L) y los medianos (M), siendo estos los más comunes.

La mayoría de las recetas utilizan huevos grandes, así que ese tamaño es la mejor apuesta.

Grado

También se clasifican por su calidad en el momento del embalaje, que se refiere principalmente a la frescura. El grado más alto, AA, se refiere a la más alta calidad, los huevos que tienen las yemas altas y redondas y claras espesas.

Recomendamos la compra de estos siempre que sea posible (comprueba la fecha de venta para asegurarte de que no se han pasado). Después están los huevos A, con claras menos firmes, y los B, los de menos calidad.

Otras especificaciones

Aparte del tamaño y el grado, hay otras etiquetas que tiene el huevo que indican la manera de criar de las gallinas.

Por ejemplo, el código de números impreso en el huevo quiere decir:

1º dígito: si es 0 (producción ecológica), si es 1 (procedente de gallinas camperas), si es 2 (gallinas criadas en el suelo) y si es 3 (de gallinas criadas en jaulas).

Dos letras que indican el país del que proceden los huevos.

8 dígitos restantes que indican la provincia, el municipio en donde está la granja y la granja dentro de la localidad.

También hay huevos vegetarianos, esto implica que a las gallinas e le ha dado alimento que no contiene proteínas de origen animal.

Huevos de producción ecológica son huevos de gallinas que se crían al aire libre y se les da alimento procedente de la agricultura ecológica, libre de antibióticos o productos animales.

Huevos Omega-3: Las gallinas han sido alimentadas con semillas de lino, lo que aumenta el contenido del ácido graso omega-3 en sus huevos.