Cómo tomar calcio sin lácteos

El calcio es un mineral esencial para la buena salud de los huesos y dientes; y sin unos huesos fuertes, el resto del cuerpo se verá resentido.
Si nuestros huesos no están sanos, entonces no podremos hacer frente a las actividades diarias, por muy livianas que sean.

Puede que no seamos conscientes de ello, pero el calcio es muy importante para algo más que los huesos y dientes, es indispensable para casi todas las funciones de nuestro organismo. Muchas enfermedades degenerativas, como la osteoporosis, son el resultado de una deficiencia de este mineral y una dieta desequilibrada.

Hemos crecido aceptando el hecho de que sólo podemos obtener nuestra dosis diaria de calcio mediante los productos lácteos convencionales, o una pastilla de suplementos. Y es cierto que la leche, el queso, el yogur y demás derivados son una fuente importante de calcio, pero no es la única ni la más rica.

Hay muchos alimentos de origen vegetal que están cargados de calcio (además de otros minerales y vitaminas) para poder suplir tus necesidades diarias recomendadas. Esto es especialmente útil para las personas que son intolerantes o alérgicas a los lácteos.

Esta lista de alimentos ricos en calcio pueden sorprenderte:

  1. Verduras de hoja verde: kale, acelga, remolacha, col, brócoli, coles de Bruselas, diente de León, repollo, etc.
  2. Vegetales de raíz: chirivía, nabo, batatas, calabaza, ocra, etc.
  3. Frutos secos y semillas: almendras, nueces, piñones, semillas de cáñamo, semillas de sésamo, etc.
  4. Granos enteros y leguminosas: alubias, frijoles, quinoa y amaranto.
  5. Soja y derivados: Tofu, tempeh, miso y edamame
  6. Algas: arame, nori, dulse, wakame y kombu
  7. Otras fuentes: algarrobo, mantequilla de almendras, cacao, las bayas de goji, higos y melaza.

Todos estos alimentos se pueden consumir crudos o cocinados, pero al cocinarse en agua van a perder parte de sus propiedades nutricionales, por lo que es mejor utilizar el vapor como método de cocción.

Si tienes que hervirlos obligatoriamente, no tires el agua de la cocción y reutilízala para hacer sopas o caldos de verduras.

No hemos puesto ninguna cantidad porque no hay que estar pesando los alimentos. No te preocupes por la cantidad de calcio que te aportan, especialmente si comes una dieta equilibrada y variada, ya que el resto de las comidas te aportarán lo que falta.

Pero asegúrate de utilizar algunos de estos ingredientes en tu dieta diaria. De esta manera te aseguras de que el calcio no falta en tu alimentación. Seguro que enseguida notas unos huesos más sanos y fuertes.